Como saber si estas enamorada

Es una pregunta que nos hemos hecho desde nuestra más tierna adolescencia. Empezando por deshojar miles de margaritas con un: “me quiere, no me quiere” hasta obtener la respuesta que nos interesaba. Pasando por hacer largas esperas frente al teléfono fijo de casa, hoy en día sería mirando el WhatsApp, viendo si lo ha leído, y luego pasmadas  mirándolo hasta convertir el móvil en una extensión de nuestra mano en espera de la “CONTESTACIÓN”. Y terminando por “vamos tía, que se por donde sale, acompáñame porfa”

A lo largo de nuestra vida estaremos enamoradas de formas muy diferentes. Esto lo hace la madurez en el querer, la estabilidad emocional y ¡¡el control de nuestras hormonas!!. Cuando nos gusta un chico, cuando nos gusta de verdad, solemos ponernos nerviosas cuando estamos con él, se nos pone una risita nerviosa, solo sentir su cuerpo cerca de nosotras en la fila del cine hace que el corazón lata de forma desorbitada,  es más, como se acerque un poco más ¡¡¡lo podrá oír!!!!

Una vez que empiezas a salir con él y ya somos “mas que amigos” –aquí hago un paréntesis- no nos presentéis como “una amiga” NO QUEREMOS ser vuestra amiga, para eso, están todas las demás del planeta, nostras somos vuestra pareja, vuestra novia, pero ¡¡¡¡¡NO VUESTRA AMIGA!!!!!! Volviendo a estos inicios, estamos tan enamoradas que no solemos veros defectos, sencillamente sois perfectos. Pero vosotros no creáis que os sucede  algo diferente. Somos perfectas y lo mejor es que nos lo decís con cierta frecuencia, algo que nos encanta.

Pasan los meses, los años y ya tenemos una vida en común. Los primeros meses de convivencia suelen servir para adaptarse el uno al otro. No solo nos damos cuenta -mutuamente- de nuestros defectos, sino que los padecemos. Esa tapa NO levantada a tiempo, esa invasión en el baño con productos de cosmética, esos ronquidos o ese chirriar de dientes. Hemos dejado de ser perfectos. Pero no por ello hemos dejado de querernos.

Sigue leyendo

Cariño, ¡¡¡estoy embarazada!!!.

Aquí hay algo muy importante, por favor, todos los padres, maridos, parejas, HOMBRES!!! Nunca digáis “que alegría ESTAMOS embarazados” ¡¡¡¡¡¿Cómo que ESTAMOS?!!!!!! No os equivoquéis, nosotras somos las que estamos embarazadas, y vosotros sois los que sufriréis –que no es poco- nuestro cambios de humor, si somos primerizas, además, notareis nuestros miedos, y sobre todo lo que notareis son nuestras manías, que, sin saber muy bien porque, nos aparecen de forma incontrolada.

Te das cuenta que no puedes soportar ese olor del suavizante “fragancia talco” que llevas usando los últimos 5 años, y no quiero imaginar cuando nos entran las manías con el orden, ver esa cocina con una puerta entre abierta, o el lavaplatos con los vasos y cubiertos mal colocados, o ese plato que no está colocado entre los dos raíles y está perfectamente paralelo al resto de platos. Claro que lo peor está por llegar, cuando nuestro cuerpo empieza a adquirir cierto volumen y nuestro estado anímico empieza a flojear.

Sigue leyendo