Y a la vuelta del verano… lo vi claro. Ya NO quiero querer quererte

Estoy  agotada de luchar. Estoy harto de tanto reproche. No aguantó más sus egoísmos. No soporto ese mal genio todo el día. Estamos cansados de no ser “felices” de estar todo el día a la defensiva, de no recibir una palabra de aliento, de estar discutiendo por todo y por nada, de no tener sexo, de los gritos, de los niños, de mis suegros… Son sentimientos con los que muchos de nosotros regresamos de las vacaciones de verano. Pero no olvidemos que nos fuimos con ellos, aunque algo más camuflados por la falta de tiempo.

Llevamos todo el año anhelando las “tan deseadas” vacaciones de verano. Donde todo “será” relax, descanso, sin el estrés de la oficina, sin preocupaciones, tan solo por delante unas semanas para disfrutar. Entonces, ¿por qué vuelvo con ese sentimiento que tanto daño me hace? ¿Por qué solo tengo ganas de tirar la toalla y de ver cómo se va por la puerta? ¿Por qué todo lo que hace me causa rechazo? ¿Por qué sus conversaciones no me interesan, es más ¡¡¡me enervan!!!? ¿Por que en mi cabeza ya he decidido que NO QUIERO QUERER QUERERTE?

¿Que nos ha ocurrido en estas vacaciones? NADA que no tuviéramos antes. Quizá nos sorprende porque algunos de nosotros hemos dejado en manos del “verano” nuestros problemas, pensando que por estar de vacaciones las tensiones del invierno se verían solucionadas de manera espontánea por dejar de ir a la oficina o simplemente por dejar de madrugar. Otros nos hemos empeñado en recuperar el tiempo -ese que el invierno nos quita- y queremos hacerlo todo, todo, todo juntos, seguramente cuando más espacio necesitamos. Otros sencillamente seguimos con la misma dinámica que el resto del año, cargando nuestras conversaciones de reproches y nuestras miradas de desprecio. Y si a esto le añadimos que estamos juntos 24 horas al día…

Cuando nos vamos de vacaciones, no podemos olvidar que nuestros problemas de pareja viajan con nosotros. Que nuestras tensiones crecerán si no hacemos algo diferente que en otras ocasiones. Que nuestro estado de ánimo se irá crispando por cada detalle que no sea lo que estamos esperando en ese momento y que en muchas ocasiones nos “imponemos” hacerlo todo juntos, sin darnos cuenta de lo importantísimo que es ese espacio para nosotros mismos. Espacio para disfrutar del silencio de la soledad, para disfrutar de nuestros hobbies, para disfrutar de unas sanísimas cervezas con los amigos viendo el fútbol o disfrutar dando largos paseos por la playa en compañía de nosotros mismos.

El verano es una época maravillosa para poder hablar e intentar ir resolviendo poco a poco esos conflictos que minan nuestra relación día a día. Es una época para compartir aquello que siempre nos pesa. Es un momento que puede invitar al diálogo sereno en una cena los dos solos. Donde las treguas pactadas, a la orilla del mar o en las laderas de las montañas,  nos pueden dar oxigeno nuevo y volver a encontrarnos, en muchas ocasiones volver a conocernos, ya que ambos evolucionamos con el paso de los años y a veces no reconocemos a la persona que tenemos a nuestro lado.

Las vacaciones son un periodo ideal para compartir, hacer esa escapada que hemos ido retrasando mes tras mes, y que nos pueda devolver la intimidad perdida hace años, que nos de ese fogonazo que a veces necesitamos las parejas y nos deja despejado el camino del diálogo. A veces necesitamos esa noche que nos devuelve la confianza en nosotras mismas y os devuelve a la mujer que os hace sentiros deseados. Que nos permita seguir luchando por nuestro matrimonio y seguir levantarnos cada mañana con un QUIERO QUERER QUERERTE.

5 comentarios en “Y a la vuelta del verano… lo vi claro. Ya NO quiero querer quererte

  1. Ana está muy bien todo lo que dices, pero en este caso especialmente tal como lo pintas, puede interpretarse un poco que el matrimonio es una condena que hay que llevarla lo mejor posible. La última parte es la que mitiga algo este mensaje, pero el resto es a la vez un poco deprimente. Sé que está muy lejos de tu intención, pero no quería dejar de decírtelo. Construir una relación con tu pareja (el 11 q viene hago bodas de plata) tiene un valor que no lo cambio por todas las cosas que se me ocurren y que me apetecen estando “libre”. Eso se construye como tú dices, pero en este caso parece que te diriges a parejas con una dia a día de penurias, y espero que eso no sea la generalidad.
    Besos

    Enviado desde mi iPhone

    Enviado desde mi iPhone

    Le gusta a 1 persona

    • Efectivamente Fernando, el matrimonio tiene un gran valor, pero es cierto que muchos de los matrimonios se encuentran en esta situación y la intención era darles esperanzas. Igual no lo he reflejado muy claro. Mil gracias por tu comentario y mi más sincera enhorabuena por esos próximos 25 años de matrimonio.

      Me gusta

  2. Seguimos dando las gracias a pesar de todo sin saber el porqué. Dios existe Hermana e un mañana esta libertad tanto vamos buscando sera nuestra a seguir existiendo a pesar de nuestras preocupaciones.

    Hoy vale la pena a lo que nos espera según las dudas tenemos de lo extraño e nos vuelven locos. Y que tienes de tan extraño según la politica de nuestra mente e la libertad de nuestra existencia, si uno no puede huir de si mismo e de su entorno segun la maldad humana e siguimos buscandonos. Y poder entender la mente de aquel Sabio según sus conocimientos e siguen iluminando nuestras búsquedas a existir su existencia e poder salir de si mismo a estudiar el fenomeno. Y sigue encerrandonos por dentro.

    Y que motivo tenemos para odiar nuestras lagrimas alegres que callen en el mar. Si ya existe un motivo del porque el miedo segun esta vida vivirla sin la paz llenas de tentaciones.
    Y seamos de diferentes razas e religiones, el verdaero amor es la única razón de entender lo extraño. Que parece una enfermedad. Y nos encierre a la esclavitud para poder responder a la pregunta que nos queda ignorada según el inmenso valor de nuestro conocimiento.

    Seguimos dando las gracias a lo que da placer en nuestra Mente.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s