Hacer el AMOR… Termino en desuso.

Hacer el amor.

Insisto, vuelve a leerlo. Hacer el amor.

Por favor, ahora léelo mirando más allá del sexo. Hacer el amor.

Hoy en día esta frase se ha reducido tan solo a “sexo”, y si me apuráis, simplemente al coito. Y el significado de esta frase conlleva demasiada responsabilidad a una pareja, como para descafeinarla de la forma que lo hemos hecho, a lo largo de los últimos años. Actualmente se vende una imagen poco real de lo que es hacer el amor, donde se “supone” que todo tiene que ser placer, excitación y como no ¡¡PASIÓN!! Hay de nosotros cuando perdemos esta pasión. Pero el día a día nos devuelve a una realidad conyugal donde trabajan otros agentes como el cansancio, la desgana y nuestra gran enemiga LA RUTINA. Y entonces, las inseguridades comienzan cuando no sabemos gestionar este ideal que la “vida” nos intenta presentar como lo habitual, con la realidad de nuestra vida diaria.

Hacer el amor es mucho más que un simple orgasmo. Es una entrega mutua y generosa

de dos personas que día a día deciden querer amarse. No es solo una entrega de nuestros cuerpos, sino que entregamos nuestra alma, nuestra afectividad, nuestro deseo y nuestra voluntad. Entregamos nuestro agotamiento y nuestra desgana. Entregamos nuestra falta de interés y nuestros dolores de cabeza. Y también entregamos nuestra parte más frágil, nuestra intimidad, y la ponemos al servicio del otro.

Hacer el amor es saber entender las necesidades de nuestra pareja. Es saber crear un clima más allá del momento cama. Es saber preparar una velada conociendo lo que le gusta a nuestra pareja. Es saber dar una caricia que nos estremezca el cuerpo. Es saber dar un beso que encienda esa pasión que la rutina se encarga de apagar. Es anteponer nuestro YO a vuestro TÚ.

Hacer el amor es la máxima expresión corporal del amor. Es desnudarnos delante de nuestra pareja y compartir con ella nuestros miedos, nuestras debilidades, nuestras iras, nuestros reproches. Es compartir esa complicidad que nace en la alcoba tras una noche haciendo el amor. Es compartir nuestras fantasías y sincerarnos con cada mirada, con cada abrazo. Es saber entender los deseos más íntimos de tu pareja y ser capaces de comprenderlos.

Hacer el amor es aprender a conocer el cuerpo de nuestra pareja, es aprender a disfrutar de cada beso, de cada caricia. Es aprender con cada sugerencia con cada noche de pasión. Es aprender a entregarse sin falsos pudores. Es aprender a esperar a tu pareja, es aprender los ritmos sexuales de cada uno.

Hacer el amor es mucho más que sexo, es compartir, es generosidad, es amar, es sexo, es complicidad, es cariño, es deseo, es pasión, es entrega. Es un acto de voluntad donde vuelve a nosotros ese QUIERO QUERER QUERERTE.

2 comentarios en “Hacer el AMOR… Termino en desuso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s